El Yin y el Yang del estrógeno y la progesterona

El proceso de la vida exige la capacidad de proliferación y la moderación del crecimiento y su reglamento – ambos son necesarios para la concepción, gestación, nacimiento y desarrollo. Por lo general el estrógeno es considerado como un agente promotor de Yin-porque alivia las condiciones de la deficiencia de Yin (sofocos, sequedad), así como las condiciones de producción de un exceso de Yin (humedad, estasis de la Sangre). La progesterona podría ser considerada como un agente de Yang debido a su capacidad para mejorar el metabolismo de grasas y la función tiroidea, así como mejorar la circulación de la sangre y la distribución de fluidos. Sin embargo, en el contexto de los ciclos de desarrollo, el estrógeno actúa como un agente de Yang, ya que promueve la división celular y el crecimiento rápido, mientras que la progesterona actúa como un agente de Yin, ya que modera el crecimiento mediante la promoción de la diferenciación celular y la maduración. El embarazo requiere la proliferación celular, diferenciación y maduración – ambas funciones Yin y Yang. La dinámica de los estrógenos y la progesterona se puede comparar a la de la sheng (generar) y ke (controlar). Posteriormente cuando los tejidos no siguen proliferándose a un ritmo rápido, estos crecen y se acumulan en masa. Debido a la educación occidental y la investigación médica, estamos conscientes de los beneficios de los estrógenos y desinformados sobre el valor de la progesterona. Mientras que los niveles de estrógeno disminuyen en un 50 por ciento en la menopausia, los niveles de progesterona pueden bajar casi a cero. A pesar de que los ovarios dejan de producir estradiol, el estriol continúa siendo producido por las glándulas suprarrenales y en las células grasas. Jerilynn, endocrinólogo canadiense, concluyo que los atletas tienden a tener bajos niveles de progesterona y altos de estrógeno, y señales de osteoporosis, lo que le hizo especular de que tal vez es la deficiencia de progesterona, no el agotamiento de los estrógenos, el verdadero culpable. Tampoco se conoce que la exposición a xenoestrógenos durante toda la vida (compuestos similares al estrógeno en la petroquímica) destruye la función folicular, la prevención del desarrollo del cuerpo lúteo, lo que resulta en la dominación del estrógeno masivo y profunda deficiencia de progesterona. El exceso de estrógenos, ya sea endógena (producida por el organismo) o exógenos (desde fuera del cuerpo), crea el Qi y el estancamiento de sangre, que afecta particularmente al hígado y el bazo.

Fitoesteroles

No hay evidencia que demuestre que las plantas contienen compuestos similares a los estrógenos. Norman Farnsworth, un farmacéutico de renombre internacional, afirma que debido a que las plantas se han utilizado con éxito para inducir la ovulación y aumentar la fertilidad, es lógico, pero no necesariamente correcto decir que debe ser debido a que contienen sustancias que son equivalentes a las hormonas humanas y animales. Sin embargo, una gran variedad de componentes en las plantas son similares en su estructura molecular a las hormonas esteroides del ser humano. Las implicaciones de esto todavía están bajo investigación en un intento de explicar el mecanismo por el cual las hierbas afectan a las hormonas. Se especula que los agentes a base de hierbas estimulan la producción de hormonas endógenas, sensibilizan y/o aumentan los receptores de hormonas, que los esteroides inhiben la degradación mediante la alteración de la tasa de catabolismo en el hígado (que producen el efecto neto de más hormonas que circulan en el torrente sanguíneo). Además, ahora sabemos que los compuestos como la genisteína de la soja y el trébol rojo ocupan los sitios receptores de estrógenos, compuestos en el regaliz pueden ocupar los receptores del cortisol,y Dang Gui parece contener compuestos que ocupan los receptores de la progesterona. Las hierbas son sustancias biológicas complejas con  mecanismos de acción que todavía no se entienden por completo, y que a veces producen efectos paradójicos. La genisteína, al mismo tiempo actúa como un estrógeno débil, anti-estrógeno, inhibidor de la angiogénesis, y anti-oxidante. Tal vez las mujeres japonesas no se quejan de los sofocos, porque su dieta a base de soja contiene altos niveles de genisteína, que amortigua la pérdida de estrógeno al adherirse a los mismos receptores en las células, lo que ayuda a calmar el pánico del hipotálamo en respuesta al estrógeno en declive. Es curioso que las mujeres asiáticas tengan menores niveles de estrógeno y una menor incidencia de síntomas de déficit de estrógenos. De acuerdo con Subhuti Dharmananda, Ph.D., la regaliz no sólo imita al cortisol, sino que también actúa como un modulador de la actividad del estrógeno, e inhibe o mejora sus efectos. Muchas hierbas son adaptogénicas, y mejoran el cuerpo y su capacidad de autorregulación. Estas no sólo pueden afectar a la cantidad de hormonas que circulan en la sangre, sino también a la capacidad del cuerpo para responder a esas hormonas. Un término para describir cómo los receptores de estrógeno responden a los compuestos exógenos y endógenos es el modulador selectivo del receptor de estrógeno (SERM).

Crema de progesterona natural

La progesterona natural difiere significativamente de Provera (acetato de medroxiprogesterona), bien conocido como una progestina, no la progesterona. ¿Qué se entiende por una hormona natural? es una sustancia que se adapta exactamente a la configuración molecular que el propio organismo produce. Natural tiene que ver con de dónde viene, y con su estructura química. La forma natural de esterol vegetal, diosgenina de ñame mexicano, se puede convertir a través de un proceso de laboratorio simple llamado hidrólisis en un compuesto de esteroides molecularmente idéntica a la progesterona humana. Transdérmicamente (o sea la aplicación tópica) las cremas de progesterona natural, geles y parches no tienen los efectos secundarios asociados con Provera y otras progestinas. Los posibles efectos secundarios de Provera incluyen: la retención de líquidos, aumento de peso, depresión, fatiga, náuseas, acné, migraña, tensión mamaria y sangrado entre períodos. Efectos secundarios inusuales, pero posibles: la toxicidad hepática, tromboflebitis, embolismo pulmonar, derrame cerebral o trombosis de retina. Por vía oral, las hormonas entran al torrente sanguíneo desde el intestino delgado, y van directamente al hígado. Debido a que el hígado no está acostumbrado a recibir grandes cantidades de hormonas, este solo deja un pequeño porcentaje de la hormona ingerida disponible para las células. La administración transdérmica evita el sistema digestivo – las células absorben las hormonas más eficientemente, con una más rápida dispersión de ellas en la sangre a través de lechos capilares en la piel y el músculo. Martha Howard, MD, dice, “los productos farmacéuticos orales puede ser perjudiciales para el hígado y la vesícula biliar. La administración oral está pasada de moda. Las cremas de origen vegetal se ajustan mejor a los receptores del cuerpo. Son preferibles los sistemas de administración transdérmica por su seguridad naturaluralidad” La progesterona tiene un amplio espectro de acción, para aliviar los síntomas de Qi, Sangre, Esencia y la deficiencia de la normalización de los niveles de estrógeno (Yin) y la función tiroidea (Yang), sin causar el estancamiento. Las hierbas que tonifican el Yin, disipan el calor, la humedad y astringen, deben de ser utilizadas cuando el suplemento de progesterona es insuficiente para aliviar los sofocos, la sudoración y la sequedad vaginal. Otra opción es utilizar una preparación transdérmica o crema de fitoestrógenos (que contiene extractos de ginseng, dang gui, baya del árbol casto, el trébol rojo, el cohosh negro, granada, nogal negro, la borraja y semilla de uva) que pueden ayudar a aliviar los sofocos y la sequedad vaginal. Un estudio de Johns Hopkins publicado en 1981 encontró que las mujeres con bajos niveles de progesterona sufrían una incidencia 5,4 veces mayor de cáncer de mama y una incidencia 10 veces mayor de tumores malignos en general. Esto tiene sentido ya que la progesterona estimula la diferenciación celular y la malignidad es un fenómeno en el que se multiplican las células indiferenciadas. Un estudio mostró que la progesterona transdérmica reduce el riesgo de cáncer de mama al disminuir la tasa de división de las células epiteliales de mama, y se inhibe el estrógeno inducido por la respuesta proliferativa de líneas de células cancerosas. También se sabe que las mujeres cuya cirugía del tumor se realizó en la primera fase lútea (la primera parte de la segunda mitad del ciclo) gozaron de mejores resultados. Es en este periodo cuando la progesterona es dominante y los niveles de estrógeno son relativamente más bajos. Si las hormonas y la esencia son sinónimos, las hormonas pueden ser utilizadas de la misma manera que las hierbas para la Esencia.

La medicina china puede ampliar su pensamiento y la ayudarle a incluir la terapia hormonal natural como una modalidad complementaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s