LA ELECTROACUPUNTURA PARA LA BAJA RESERVA OVÁRICA

Ya sabemos que la acupuntura se emplea como tratamiento complementario para mejorar la fertilidad. Los estudios existentes confirman que, entre otras acciones, es capaz de modular los niveles de las hormonas femeninas. Se han constatado incluso descensos importantes en las cifras anormalmente elevadas de FSH en pacientes con insuficiencia ovárica precoz, pero aún son insuficientes o de baja calidad los estudios publicados específicos sobre situaciones de baja reserva ovárica.

Un reciente estudio realizado por el departamento de acupuntura del Hospital de Guanganmen, en China, hizo un seguimiento de los niveles hormonales de un grupo de mujeres con baja reserva ovárica sometidas a tratamiento con electroacupuntura 5 veces a la semana durante 4 semanas y, después, 3 veces a la semana durante 8 semanas. Se empezaron a ver cambios en las cifras de FSH a partir de la semana 12 y estos se mantuvieron 12 semanas más tras finalizar las sesiones de acupuntura. También se observó mejora en los niveles de LH y estrógenos.

La muestra de pacientes estudiada tenía niveles de FSH entre 10 y 40 mUI/ml y se usaron 2 protocolos de electroacupuntura alternantes: protocolo A (33V) y protocolo B (25E, Zigong y 4Ren) con corriente densa dispersa a frecuencia de 2/15Hz. El objetivo era determinar si la acupuntura podría mejorar la reserva ovárica y con ello aumentar las posibilidades de embarazo en esos casos. Los resultados mostraron que los niveles medios de FSH, que están inversamente relacionados con la reserva ovárica, disminuyeron significativamente en las semanas 4, 8, 12 y 24. Los cambios también se produjeron en los niveles de estrógenos (se incrementaron) y de LH en las semanas 12 y 24 respectivamente. Son resultados comparables a los de estudios anteriores para ovarios poliquísticos.

Además de los niveles de FSH, LH y estrógenos, se examinaron los cambios en el cociente FSH / LH, un marcador importante que se utiliza en algunos criterios de diagnóstico. Este mostró una tendencia descendente similar a la de la FSH y LH, alcanzando su nivel mínimo en la semana 24. En base a los resultados obtenidos con respecto a las cifras de FSH y LH, FSH / LH y a la mejoría de ciertas características menstruales y de síntomas premenstruales como la irritabilidad, en la semana 24 (es decir, 12 semanas después de la finalización del tratamiento), se deduce que la acupuntura puede tener un efecto a largo plazo sobre los niveles hormonales y la esfera emocional. Tales efectos también se han visto en otros estudios previos. Niveles de FS y LH, durante el tratamiento de 12 semanas con acupuntura y otras 12 semanas después.

La electroacupuntura de baja frecuencia se utiliza en las disfunciones reproductivas. Aunque el mecanismo exacto de acción sigue siendo desconocido, se ha demostrado que la acupuntura modula el sistema nervioso simpático, endocrino y neuro-endocrino. Se ha comprobado que, en el síndrome de ovario poliquístico, incide sobre el eje hipotalámico-hipofisario-gonadal mediante la regulación de la producción central y secreción de β-endorfinas, lo que influye en la secreción de la hormona hipotalámica liberadora de gonadotropinas (GnRH) y en la secreción hipofisaria de gonadotropinas (FSH y LH). Un mecanismo similar puede ser responsable de los efectos de la acupuntura en casos de baja reserva ovárica.

Este estudio es observacional y, por tanto, tiene una serie de limitaciones. La falta de un grupo control hace que no se pueda cuantificar la contribución de los posibles efectos placebo y confirmar los efectos específicos de la electroacupuntura para la baja reserva ovárica.

La conclusión que extraemos es que la electroacupuntura puede disminuir los niveles de FSH, LH y el cociente FSH/LH, aumentar el nivel de estrógenos y mejorar los síntomas emocionales en pacientes con baja reserva ovárica, sin efectos secundarios significativos. La acción de la electroacupuntura parece durar hasta, por lo menos, 3 meses después de la finalización del tratamiento.

 

Anuncios

ALIMENTACIÓN RECOMENDADA PARA LA FERTILIDAD Y EL EQUILIBRIO HORMONAL

Para empezar el día necesitamos tomar alimentos ricos en energía.                 Según la Medicina China de 07:00 h de la mañana a 09:00 h. de la mañana, el estómago está en su culmen energético, así que es aquí en este intervalo de tiempo donde se maximiza la digestión.comer bien1
El almuerzo o la comida principal debería de ser pequeña pero alta en proteínas, para activar la subida de dopamina (un químico que reside en el cerebro asociado a la energía) y tener en cuenta que demasiados carbohidratos en esta comida podría hacerte sentir somnoliento.
En la cena es preferible que comas más carbohidratos para ayudar con la relajación, pero eso sí, unas tres o cuatro horas antes de ir a la cama.

-PROTEÍNAS:

– Para reparar y renovar células, transporte de oxígeno y nutrientes.
– Produce hormonas.
– Fabrica anticuerpos para luchar las infecciones.
– Fabrica nuevo tejido para los músculos, huesos y reparaciones en general.
– Las proteínas están formadas por aminoácidos que son esenciales para la producción de óvulos y las hormonas FSH y LH. Sobre todo la cisteína (carne blanca, lentejas, legumbres, frutos secos y semillas).

La comida nutritiva es aquella más cercana a su estado natural: frutas, verduras, frutos secos, legumbres y semillas. No creo que exista la dieta perfecta.
Para empezar la cantidad de nutrientes que varían de individuo varían mucho. Todos comemos a veces bien, y a veces no tan bien y a veces tenemos necesidades nutricionales diferentes dependiendo del estado de vida, metabolismo y genética. Fumadores, bebedores, los que siempre están a dieta y los deportistas en exceso, o los anoréxicos… todos están faltos de ciertos nutrientes al igual a mujeres en anticonceptivos o en medicación.
La mayoría de los nutrientes (minerales y vitaminas) deberían de venir de los alimentos que conseguimos, pero debido a la manera en que están procesados (fertilizantes, pesticidas, etc. ) ya no aportan todos los nutrientes necesarios.

Una dieta de alimentos frescos con proteínas cubrirá todas las necesidades. Comer proteína a primera hora del día y en más de una comida, es lo aconsejable. Esta idea suele ser contraria a la opinión mayoritaria. El cuerpo necesita proteínas y grasas para gozar de buena salud.
Dietas de alto contenido proteínico, como la de Atkins, están muy de moda pero la ingesta de demasiada proteína en la dieta puede ser tan problemática como la de ingerir poca. Puede incrementar los niveles de amoniaco en sangre, y también disminuye el calcio.

-GRASAS:   

Las grasas son de gran importancia para la salud y fertilidad. A estas se llaman las grasas esenciales y:
– Ayudan a la producción de hormonas.
– Transportan el colesterol y ayudan a reducir la inflamación.

Síntomas de una carencia de grasas esenciales pueden ser:
• Piel seca
• Labios cortados
• Síndrome premenstrual
• Pechos dolorosos
Estas grasas están:
• Mantequillas
• Aceites vegetales
• Leche y productos lácteos enteros
• Carnes
• Frutos secos
• Semillas
Dos tipos de grasas esenciales: las grasas saturadas y no saturadas.
Las saturadas son carne y productos lácteos, los cuales deben ser consumidos mínimamente y los no saturados: aceite de oliva, frutos secos, semillas y pescado.
Algunas grasas no saturadas son conocidas como omega 6 y omega 3, y son esenciales para el cerebro, sistema nervioso, sistema inmune, sistema cardiovascular y la piel.
Importante para el sistema hormonal y su equilibrio, el cuerpo utiliza los omega 6 y 3 para manufacturar las hormonas. Los omegas son semillas de lino, semillas de calabaza, aceite de onagra y aceite de pescado.

-CARBOHIDRATOS:

Los carbohidratos deberían cubrir el 55% del total de la comida diaria. Son vitalmente importantes sobre todo para la fertilidad ya que proporcionan cantidades de energía necesaria para la reproducción, y a su vez el equilibrio hormonal y el nivel de azúcar en sangre.

Los alimentos que lo incluyen son: granos integrales, todo tipo de azúcares (miel, siropes, etc.) frutas y vegetales.

Hay dos tipos de carbohidratos: los simples, como el azúcar, harina blanca refinada y los alimentos procesados los cuales tienden a generar demasiadas calorías pero no suficientes nutrientes, por lo que debes reducir la ingesta de éstos. Los carbohidratos complejos como la fruta, los vegetales, las legumbres y los granos integrales. Estos son los mejores carbohidratos porque contienen mucha fibra, te aportan energía que es de efecto continuado y muchos contienen fitoestrógenos (son componentes naturales de plantas que imitan nuestro propio estrógeno, pero que son mucho más débiles. Ellos se juntan a los receptores de estrógenos de las células del cuerpo, bloqueando los efectos de los estrógenos hormonales y del medio ambiente que causan efectos estrogénicos) pudiendo bajar el colesterol en sangre, estabilizar el azúcar en sangre, regular el movimiento intestinales y aportan estamina.

-FITONUTRIENTES Y FITOQUÍMICOS:

Los fitonutrientes incluyen vitaminas y minerales, y también fitoquímicos basados en plantas y que incluyen importantes nutrientes vitales tales como los bioflavonoides, caretonoides, antioxidantes y fitoestrógenos. Todos estos se encuentran en alimentos no procesados, y comer un mínimo de 5 porciones de frutas y vegetales asegurarán el aporte suficiente al cuerpo de estas sustancias preciadas, las cuáles juegan un importante papel en las funciones vitales del cuerpo.  No es posible crear sobredosis de estas sustancias.                                      La fibra tiene importantes beneficios para la salud incluyendo menos estreñimiento y reduce la posibilidad de padecer cáncer de colon y pechos, también reduce la incidencia y severidad de las piedras de vesícula, diabetes y enfermedades cardiovasculares. El aporte diario de fibra se consigue comiendo un mínimo de 5 porciones de frutas y vegetales al día.

Los mejores alimentos son los granos, los vegetales, frutas, frutos secos, semillas y legumbres. Hay que tener en cuenta que el salvado de trigo bloquea la absorción de minerales, por lo que se aconseja poner semillas de lino en remojo durante toda la noche y para evitar el efecto anterior, colocar las semillas en la comida que pueda contener salvado de trigo.

Las semillas de lino ayudan a tener una salud intestinal, lo cual es crucial para evacuar las hormonas antiguas que ya el cuerpo no necesita.

AGUA:

Es el nutriente más importante del cuerpo después del oxígeno. El 70 % del cuerpo está formado por agua, el 83 % de sangre, el 73 % de músculos, el 25 % de grasa, el 22 % de hueso.

Se necesita para el funcionamiento de todos los sistemas del cuerpo, incluyendo la eliminación de toxinas, la producción de energía, transporte de hormonas y el desarrollo de los óvulos, y para fabricar semen, membranas celulares y moco cervical. Cada día el cuerpo pierde aproximadamente 1,5 litro de agua en la respiración y orina. El alcohol, el té y el café provoca que perdamos más agua y valiosos minerales. La mayoría de nosotros estamos deshidratados y ni siquiera lo sabemos, siendo muy serias las consecuencias.ag1

La deshidratación incrementa la producción de colesterol y el tomar suplementos es una pérdida de tiempo si estás deshidratado. Cuando la deshidratación es de largo plazo el cuerpo raciona el agua y la envía al cerebro y al corazón, lejos de los ovarios y los testículos. Para reponer, lo mínimo que hay que tomar son 2 litros. Es recomendable beber agua filtrada o en botellas de cristal, ya que si se bebe agua del grifo que contiene cloro, éste lleva consigo los trihalometanes (THMs), componentes químicos que ponen en el agua para matar la bacteria que reacciona con la materia orgánica y esto provoca de padecer cáncer de colon, vejiga, riñón, espina bífida, problemas en niños de corazón y abortos.