ALIMENTACIÓN RECOMENDADA PARA LA FERTILIDAD Y EL EQUILIBRIO HORMONAL

Para empezar el día necesitamos tomar alimentos ricos en energía.                 Según la Medicina China de 07:00 h de la mañana a 09:00 h. de la mañana, el estómago está en su culmen energético, así que es aquí en este intervalo de tiempo donde se maximiza la digestión.comer bien1
El almuerzo o la comida principal debería de ser pequeña pero alta en proteínas, para activar la subida de dopamina (un químico que reside en el cerebro asociado a la energía) y tener en cuenta que demasiados carbohidratos en esta comida podría hacerte sentir somnoliento.
En la cena es preferible que comas más carbohidratos para ayudar con la relajación, pero eso sí, unas tres o cuatro horas antes de ir a la cama.

-PROTEÍNAS:

– Para reparar y renovar células, transporte de oxígeno y nutrientes.
– Produce hormonas.
– Fabrica anticuerpos para luchar las infecciones.
– Fabrica nuevo tejido para los músculos, huesos y reparaciones en general.
– Las proteínas están formadas por aminoácidos que son esenciales para la producción de óvulos y las hormonas FSH y LH. Sobre todo la cisteína (carne blanca, lentejas, legumbres, frutos secos y semillas).

La comida nutritiva es aquella más cercana a su estado natural: frutas, verduras, frutos secos, legumbres y semillas. No creo que exista la dieta perfecta.
Para empezar la cantidad de nutrientes que varían de individuo varían mucho. Todos comemos a veces bien, y a veces no tan bien y a veces tenemos necesidades nutricionales diferentes dependiendo del estado de vida, metabolismo y genética. Fumadores, bebedores, los que siempre están a dieta y los deportistas en exceso, o los anoréxicos… todos están faltos de ciertos nutrientes al igual a mujeres en anticonceptivos o en medicación.
La mayoría de los nutrientes (minerales y vitaminas) deberían de venir de los alimentos que conseguimos, pero debido a la manera en que están procesados (fertilizantes, pesticidas, etc. ) ya no aportan todos los nutrientes necesarios.

Una dieta de alimentos frescos con proteínas cubrirá todas las necesidades. Comer proteína a primera hora del día y en más de una comida, es lo aconsejable. Esta idea suele ser contraria a la opinión mayoritaria. El cuerpo necesita proteínas y grasas para gozar de buena salud.
Dietas de alto contenido proteínico, como la de Atkins, están muy de moda pero la ingesta de demasiada proteína en la dieta puede ser tan problemática como la de ingerir poca. Puede incrementar los niveles de amoniaco en sangre, y también disminuye el calcio.

-GRASAS:   

Las grasas son de gran importancia para la salud y fertilidad. A estas se llaman las grasas esenciales y:
– Ayudan a la producción de hormonas.
– Transportan el colesterol y ayudan a reducir la inflamación.

Síntomas de una carencia de grasas esenciales pueden ser:
• Piel seca
• Labios cortados
• Síndrome premenstrual
• Pechos dolorosos
Estas grasas están:
• Mantequillas
• Aceites vegetales
• Leche y productos lácteos enteros
• Carnes
• Frutos secos
• Semillas
Dos tipos de grasas esenciales: las grasas saturadas y no saturadas.
Las saturadas son carne y productos lácteos, los cuales deben ser consumidos mínimamente y los no saturados: aceite de oliva, frutos secos, semillas y pescado.
Algunas grasas no saturadas son conocidas como omega 6 y omega 3, y son esenciales para el cerebro, sistema nervioso, sistema inmune, sistema cardiovascular y la piel.
Importante para el sistema hormonal y su equilibrio, el cuerpo utiliza los omega 6 y 3 para manufacturar las hormonas. Los omegas son semillas de lino, semillas de calabaza, aceite de onagra y aceite de pescado.

-CARBOHIDRATOS:

Los carbohidratos deberían cubrir el 55% del total de la comida diaria. Son vitalmente importantes sobre todo para la fertilidad ya que proporcionan cantidades de energía necesaria para la reproducción, y a su vez el equilibrio hormonal y el nivel de azúcar en sangre.

Los alimentos que lo incluyen son: granos integrales, todo tipo de azúcares (miel, siropes, etc.) frutas y vegetales.

Hay dos tipos de carbohidratos: los simples, como el azúcar, harina blanca refinada y los alimentos procesados los cuales tienden a generar demasiadas calorías pero no suficientes nutrientes, por lo que debes reducir la ingesta de éstos. Los carbohidratos complejos como la fruta, los vegetales, las legumbres y los granos integrales. Estos son los mejores carbohidratos porque contienen mucha fibra, te aportan energía que es de efecto continuado y muchos contienen fitoestrógenos (son componentes naturales de plantas que imitan nuestro propio estrógeno, pero que son mucho más débiles. Ellos se juntan a los receptores de estrógenos de las células del cuerpo, bloqueando los efectos de los estrógenos hormonales y del medio ambiente que causan efectos estrogénicos) pudiendo bajar el colesterol en sangre, estabilizar el azúcar en sangre, regular el movimiento intestinales y aportan estamina.

-FITONUTRIENTES Y FITOQUÍMICOS:

Los fitonutrientes incluyen vitaminas y minerales, y también fitoquímicos basados en plantas y que incluyen importantes nutrientes vitales tales como los bioflavonoides, caretonoides, antioxidantes y fitoestrógenos. Todos estos se encuentran en alimentos no procesados, y comer un mínimo de 5 porciones de frutas y vegetales asegurarán el aporte suficiente al cuerpo de estas sustancias preciadas, las cuáles juegan un importante papel en las funciones vitales del cuerpo.  No es posible crear sobredosis de estas sustancias.                                      La fibra tiene importantes beneficios para la salud incluyendo menos estreñimiento y reduce la posibilidad de padecer cáncer de colon y pechos, también reduce la incidencia y severidad de las piedras de vesícula, diabetes y enfermedades cardiovasculares. El aporte diario de fibra se consigue comiendo un mínimo de 5 porciones de frutas y vegetales al día.

Los mejores alimentos son los granos, los vegetales, frutas, frutos secos, semillas y legumbres. Hay que tener en cuenta que el salvado de trigo bloquea la absorción de minerales, por lo que se aconseja poner semillas de lino en remojo durante toda la noche y para evitar el efecto anterior, colocar las semillas en la comida que pueda contener salvado de trigo.

Las semillas de lino ayudan a tener una salud intestinal, lo cual es crucial para evacuar las hormonas antiguas que ya el cuerpo no necesita.

AGUA:

Es el nutriente más importante del cuerpo después del oxígeno. El 70 % del cuerpo está formado por agua, el 83 % de sangre, el 73 % de músculos, el 25 % de grasa, el 22 % de hueso.

Se necesita para el funcionamiento de todos los sistemas del cuerpo, incluyendo la eliminación de toxinas, la producción de energía, transporte de hormonas y el desarrollo de los óvulos, y para fabricar semen, membranas celulares y moco cervical. Cada día el cuerpo pierde aproximadamente 1,5 litro de agua en la respiración y orina. El alcohol, el té y el café provoca que perdamos más agua y valiosos minerales. La mayoría de nosotros estamos deshidratados y ni siquiera lo sabemos, siendo muy serias las consecuencias.ag1

La deshidratación incrementa la producción de colesterol y el tomar suplementos es una pérdida de tiempo si estás deshidratado. Cuando la deshidratación es de largo plazo el cuerpo raciona el agua y la envía al cerebro y al corazón, lejos de los ovarios y los testículos. Para reponer, lo mínimo que hay que tomar son 2 litros. Es recomendable beber agua filtrada o en botellas de cristal, ya que si se bebe agua del grifo que contiene cloro, éste lleva consigo los trihalometanes (THMs), componentes químicos que ponen en el agua para matar la bacteria que reacciona con la materia orgánica y esto provoca de padecer cáncer de colon, vejiga, riñón, espina bífida, problemas en niños de corazón y abortos.

Anuncios

Nutrición Infantil

El gusto de los niños se educa. El niño es una página en blanco, su salud futura dependerá en gran medida de lo que escribamos en ella. Cuide cuándo y cómo entra en contacto con caramelos, chocolate o golosinas industriales.

La mejor alimentación para el bebé es la leche materna. En circunstancias normales, la lactancia será la Alimentación exclusiva hasta el 4° o 6° mes.

En cuanto a la frecuencia, la escuela de alimentación a demanda, que estuvo brevemente de moda arrastrada por las corrientes contra disciplinares de los 60, ha sido generalmente descartada para volver a la alimentación regulada, más coherente con el funcionamiento del aparato digestivo (que es un sistema de carga y descarga, y no de funcionamiento contínuo) y menos propensa a generar relaciones indeseadas con la comida.

En el proceso del paso a la nutrición completamente independiente, es conveniente recordar los puntos siguientes:

  • La leche de vaca y los productos lácteos son muy poco convenientes para los niños. El poder de comercialización y los trucos de promoción de adicción con los que se presentan en el mercado puede hacer difícil evitarlos, pero la pelea vale la pena. Si se ve obligad@ a recurrir a lácteos no maternos, los provinentes de cabra u oveja tienen menos tendencia a generar mucosidad que los de vaca. Si las circunstancias fuerzan a alimentar al bebé con algo que no sea la leche materna en sus primeros meses de vida, las alternativas son el agua de arroz y las leches especiales sin lactosa.
  • El gran enemigo del bebé es el moco, presente en muchas enfermedades infantiles como otitis, resfriados frecuentes, mala digestión, asma, bronquitis o eczemas. Los alimentos con mayor tendencia a generar moco son la leche de vaca y derivados, el azúcar blanco, las grasas animales y algunas frutas como el cacahuete o el plátano. En principio deben evitarse y, desde luego, eliminarlos completamente si la criatura enferma. Cuando se trata de un lactante que aún mama, la madre debe prescindir de los alimentos generadores de moco en cuanto al bebé presenta alguno de sus síntomas.
  • Tal vez el instinto de los niños sea fiable, pero en nuestro entorno socioeconómico hay demasiadas trampas para que pueda desarrollarse adecuadamente. No nacemos con un instinto que nos proteja del marketing; es mejor que el adulto adopte la responsabilidad que le pertoca y sea el guía también de la alimentación de su bebé.

A partir del 4° o 6° mes, dependiendo de la salud específica del bebé, junto a la leche materna empiezan a introducirse paulatinamente otros alimentos, con la idea general de que su sistema tiene que ser capaz de recibir cualquier tipo de nutrición a los dos años aproximadamente.

Hay dos puntos importantes a recalcar y que priman sobre el período exacto:uno, asegurarse que el bebé digiere correctamente un alimento o grupo de alimentos antes de pasar al siguiente, y dos, la introducción de alimentos potencialmente alérgenos o causantes de intolerancia (como huevos o gluten) debe ser adecuadamente tardía.

Las pautas que se indican a continuación tienen un carácter orientativo, y deben ajustarse en todo momento a la reacción individual y, en su caso, a las indicaciones del especialista. Vigilar particularmente los signos de indigestión, de entre los cuales los más frecuentes son los cólicos, las alteraciones en la deposición, la irritabilidad o llanto injustificado, el mal sueño y la aparición de flemas en cualquiera de sus manifestaciones: heces mucosas, gorgoteo torácico, tos y otitis recurrente. La observación, la atención y el sentido común son guías mucho más importantes y seguras que las fechas. Teniendo en cuenta todo ello, es posible establecer una progresión tipo como sigue:

 4 a 6meses: Se introduce la fruta, sustituyendo una toma de leche por la de papilla o zumo.

Primero manzana, una semana, después pera, otra semana. Si todo va bien, pueden mezclarse. Si todo sigue bien, pueden irse incorporando las demás frutas, una por una, respetando su calidad y naturaleza.

Por ejemplo, el melocotón es una fruta caliente, más conveniente en Otoño, la sandía es una fruta fría, más conveniente en Verano; en general, y como en toda alimentación, la fruta ideal es la del tiempo y lugar. Si el niño muestra alguna dificultad en digerir la fruta cruda, comenzar por cocerla

8 a 9 meses: Sigue la introducción de frutas y empiezan las verduras y las bebidas o leches vegetales.

Si se desea puede empezarse a probar el pescado.

  • Verduras: Las primeras verduras son papas y zanahoria, que se mantendrán solas unas dos semanas; si todo va bien, se incorporarán sucesivamente judía verde y calabacín. Al principio, por lo menos el primer mes, se aderezan con aceite de oliva cocido con las propias verduras, luego se aderezan con aceite de oliva crudo. La progresión de introducción de verduras puede adaptarse al tiempo y lugar, dejando para el final la col, las crucíferas (coliflor, brócoli) y el aguacate.
  • Bebidas vegetales: En éste mismo período se introducen las bebidas (“leches”) vegetales, comenzando por arroz y avena, que se mantendrán solas hasta pasado el año.

 9 a 10 meses: Entran cereales y proteínas animales.

Los primeros cereales son arroz y maíz, que se mantendrán como exclusivos prácticamente hasta el año o año y medio.

Como proteína animal se puede incorporar pescado, carne y pollo, con las debidas precauciones respecto a proveniencia y partes consumibles del animal.

Desde el 10° mes al año, pueden irse incorporando el resto de cereales, otras bebidas vegetales y legumbres.

  •  Cereales: El ritmo usual es de un nuevo cereal por mes, teniendo en cuenta que no debería llegarse al trigo -el más rico en gluten- hasta cerca de los dos años. La progresión es, de menos a más gluten:
  • Arroz, Maíz, Cebada, Avena, Centeno, Mijo, Quinoa, Espelta, Trigo.
  • Bebidas vegetales: Arroz, Avena, Soja, Almendra, Avellana.
  • Legumbres: Lentejas, Habichuelas, Garbanzos, Guisantes.

A partir del año:  Prosigue la introducción de cereales, y se aumenta la variedad de proteínas:

  •  Soja: se introduce primero el tofu, después el yogurt de soja.
  •  Huevo: La introducción es muy paulatina. Se comienza por una cucharadita de yema cocida durante una semana. Si todo va bien, se aumenta una cucharadita por semana hasta administrar la yema entera a la 4a. semana (es decir: 1cuch. la 1a. semana, 2 la 2a., 3 la 3a. y la yema entera la 4a.). A partir de la 5a. y en adelante puede ponerse la clara.
  • Frutos secos: Pueden introducirse almendras y avellanas.

A partir de 1,5 años, es conveniente ir introduciendo gradualmente alimentos más preparados y tal vez algún “veneno” como chocolate, azúcar blanco, algún frito, etc. Si todo ha ido bien, el niño irá adaptando su sistema también a estos alimentos, en principio poco convenientes, pero que posiblemente le resulten difíciles de evitar en su totalidad.

>La glándula Tiroidea 2 Parte: El Hipertiroidismo visto desde una perspectiva alopática y desde la medicina china

El Hipotiroidismo es una condición en la que la glándula tiroidea produce demasiada hormona tiroxina.

El hipertiroidismo puede agitar el metabolismo considerablemente causando como consecuencia adelgazamiento, pulsaciones rápidas o irregulares, sudor, hipersimpatismo, nerviosidad e irritabilidad.

Algunas opciones alopáticas son: Medicamentos anti-tiroideos, yodo radioactivo o intervención quirúrgica para estirpar parte de la glándula.

A veces ocurre que no es fácil de diagnosticar ya que sus síntomas se comportan como en otras condiciones o padecimientos.

Algunos síntomas son:

– Bajada repentina de peso
– Taquicardia (más de 100 pulsaciones por minuto)
– Arritmia (pulsaciones irregulares)
– Agitación del corazón con palpitaciones
– Aumento del apetito
– Nerviosismo, ansiedad e irritabilidad
– Temblores de carácter ligero en las manos y dedos
– Sudoración
– Desarreglos menstruales
– Incremento de la sensibilidad al calor, piel caliente
– Diarrea por hiperperistaltismo
– Incremento del tamaño de la glándula tiroidea (bocio)
– Cansancio o debilidad muscular
– Insomnio

A veces una condición poco común llamada enfermedad de Graves puede afectar a los ojos. Estos sobresalen sus orbitas debido a una inflamación de los tejidos oculares que se hinchan y les da ese aspecto. Esto a su vez produce una sequedad y enrojecimiento, visión borrosa o doble con movimiento reducido.

Como explicamos en el artículo sobre el hipotiroidismo, es el hipotálamo el que le envía una señal a la glándula pituritaria para segregar HST o hormona estimulante del tiroides. Entonces la pituritaria a su vez segrega HST dependiendo de la cantidad de T-4 y T-3 en sangre. Si no hay suficiente entonces la HST incrementara y viceversa.
Si la glándula malfunciona y segrega demasiada hormona tiroidea entonces los niveles de HST quedarán por debajo de lo normal y si la glándula no puede segregar suficiente hormona tiroidea los niveles de HST en sangre serán muy altos.

Etiología: Alteración linfocitaria (defecto en los linfocitos T supresores que permite la interacción de otros linfocitos T, los colaboradores, con antígenos específicos del tiroides lo que induce la hiperestimulación de este. Como es natural, los linfocitos B producirán entonces Ig (inmunoglobulinas), del tipo G-7S, que se detectan como expresión del hipertiroidismo.

Ahora bien, ¿Por qué ocurre esto? La endocrinología no sabe, no responde. Por consiguiente el control no puede hacerse sino con neotonizol. Resultados clínicos obviamente irregulares.

Causas:
* Enfermedad de Graves
* Nódulos tiroideos (adenomas, bocio)
* Tiroiditis (inflamacion de la glandula que acurre a veces después del parto)
* Tirotoxicosis
* Enfermedad de Basedown

Complicaciones:
* Problemas cardiacos
* Osteoporosis (ya que mayores cantidades de hormona tiroidea interfiere con la habilidad del cuerpo de incorporar calcio a los huesos)
* Problemas oculares
* Problemas de la piel

Perspectiva de la medicina china :

1.- Hipertiroidismo (enfermedad de Graves, enfermedad de Basedow, tirotoxicosis) en terreno de hiperactividad hepática, de calor interno, que aceleran todo el metabolismo: el biliar (colecistitis), el oftálmico (glaucomas, conjuntivitis, retinitis), el nervioso (irritabilidad), el vascular (H.T.A.) etc., a veces con estancamiento de energía (nódulos). Calor Plenitud de Hígado y Vesícula Biliar asociado a Humedad-Calor en Recalentador Medio o a Mucosidades-Calor con producción de bocio, nódulos tiroideos o tiroiditis, (asociación con Estancamiento de Qi, Sangre, Mucosidades)

Se trata por tanto de una agitación previa hepática, constitucional, asociada a una tendencia a estancar líquido, sangre, mucosidades y enzimas en el entorno tiroideo lo que irrita e hincha el tiroides.

Entre los cinco síndromes que constituyen este tipo de hipertiroidismo, el terapeuta bien entrenado encontrará los más obvios y aliviará al enfermo con los dos o, a lo sumo tres principios, con las que conseguir la inhibición de este exceso tiroideo.

TRATAMIENTO a base de plantas:
Celidonia, Diente de León, Eucaliptus, Ulmaria, Salvia.

Dieta o nutrición ideal para casos de hipertiroidismo:

Hay alimentos que podrían ayudar a “frenar” la hiperactividad de la tiroides:

La col, el rábano, las coles de Bruselas, la coliflor, el brócoli… pertenecen a la familia de las Crucíferas y pueden sernos útiles gracias a su aporte de ácidos clorogénico y cafeico que dificultarían la absorción de Yodo.

Semillas de lino o linaza.

Las legumbres (lentejas, garbanzos, soja o soya, frijoles, etc.) han sido tradicionalmente aconsejadas a los pacientes con hipertiroidismo. Los cacahuetes o maní, el mijo (un cereal) y los piñones son muy recomendables ya que inhiben la producción de tiroxina. Frutas y alimentos crudos (ensaladas) en exceso. La Medicina Tradicional China dice que los alimentos crudos y “refrescantes” tienden a calmar la tiroides ya que enfrían o refrescan nuestro organismo. Esto es más evidente en invierno ya que cuando hace frío no nos apetece tomar ensaladas ni fruta en exceso.

Alimentos perjudiciales para el hipertiroidismo:
Las algas marinas y el marisco son los principales alimentos que deben evitar las personas con hipertiroidismo ya que suelen llevar mucho Yodo (unas más que otras)
Evitar la sal yodada.
Evitar el ajo, la avena, los anacardos y las almendras, los pistachos.
Evitaremos los excitantes, alimentos o plantas medicinales, que según la Medicina China nos activen o “calienten” nuestro metabolismo como: la canela, el ginseng, el mate, el café y en general todas las plantas picantes.
Como norma su médico o especialista le dará el listado de los productos más habituales en su zona que no debería comer o hacerlo en poca cantidad. El médico naturista o especialista en Medicina Tradicional China también le dará una dieta o pautas dietéticas adecuadas, según cada persona, para tratar la hipertensión.

Plantas medicinales o fitoterapia:
El extracto de Licopodio es de las pocas plantas medicinales que nos puede ayudar en caso de hipertiroidismo.