-Caso de girar a un bebé que venía de nalgas

“Mi experiencia con Anga fue inmejorable.
Acudí a ella bajo consejo de mi ginecóloga para probar la técnica de la moxibustión e intentar que mi bebé que con 38 semanas de embarazo seguía  en posición de nalgas se colocara de cabeza.
Tras una conversación en la que me sentí súper cómoda en la cual me hizo preguntas sobre mi embarazo y mis costumbres de alimentación  empezó a preparar la moxa para practicar la técnica de la moxibustión.
Tras aplicar calor con la moxa en los dedos pequeños de los pies ( que se supone son los puntos del cuerpo más conectado al utero) me aplicó unas agujas en otras partes de mi cuerpo ( las que ella consideró necesarias para mi situación) y consiguió que me relajara tanto que cuando volvió a la media hora de dejarme en la camilla me parecía haber dormido durante un día.
Tengo que decir que era escéptica acerca de  la técnica de la moxa y de la acupuntura en general pero después de que mi bebé se colocara de cabeza en la semana 39 de embarazo (casi un milagro lo llamaría yo) y la media hora de relajación durante la sesión de acupuntura  ( lo que consiguió Anga no lo habían conseguido miles d masajes en Tailandia) puedo decir sin duda que recomendaría Anga al 100%.” 

M.L (Barcelona. Octubre de 2016)

Anuncios